Casualidades o Golpe Suave en Ecuador. La maquinaria de golpes (II).

guarimba_mediatica

Las políticas de injerencia de Washington en Ecuador han sido constantes y sostenidas. Con la llegada de Rafael Correa a la presidencia, se incrementó el financiamiento de la Usaid y de la NED en Ecuador (6). Al igual que en otros países que están en la mira del imperio, numerosas OOGs (Organizaciones de Otro Gobierno) se despliegan por todo el país usurpando la representación de la sociedad en temas políticos.

Si bien, mediante el decreto ejecutivo 16 (7) se han organizado y puesto marcos jurídicos a la participación de las organizaciones sociales y ciudadanas (8), y a pesar de que la Secretaria Técnica de Cooperación Internacional —a través de sus resoluciones— ha regulado el trabajo de las ONGs extranjeras en el país(9), muchos grupos siguen beneficiándose de la estrategia de subversión estadounidense, como lo ha revelado un trabajo reciente del canal latinoamericano Telesur (10).

Numerosas Organizaciones de Otro Gobierno están atacando a diario el Gobierno de la Revolución Ciudadana, buscando revertir el apoyo que este goza en la población. En Ecuador, el primer elemento constitutivo de un golpe suave está activo.

Los intentos para crear un grupo de jóvenes al estilo Otpor no son nuevos en el país andino. En el año 2008, en vísperas del referéndum para aprobar la Constitución de Montecristi, una delegación de lideres del movimiento venezolano Manos Blancas viajaron a Guayaquil y Quito para formar a jóvenes ecuatorianos en las técnicas promovidas por Gene Sharp. En aquel momento, y a pesar de numerosos disturbios, la estrategia no cuajó y la nueva Constitución de la Republica de Ecuador fue aprobada por amplia mayoría.

Sin embargo, años después, el Instituto Albert Einstein revela que en julio del 2015 un grupo de activistas ecuatorianos tomaron contacto con ellos para recibir asesoramiento en su querella contra las propuestas de leyes de Herencia y Plusvalía planteadas por el presidente Correa(11). Esta vez, la movilización tuvo éxito y el primer mandatario retiró temporalmente sus proyectos de leyes.

En junio del 2016, se organizó en la ciudad de Quito, un taller de formación a la teoría y a las prácticas de la “resistencia civil” en las instalaciones de la Flacso que duró dos días. El primer taller estuvo a cargo de Maciej Bartkowski, director de investigación del International Center on Non ViolentConflict (ICNC). La directora del Instituto Albert Einstein, Mary E. King, se encargó del segundo taller enfatizando su ponencia en las “ventajas estratégicas de las mujeres en la resistencia civil”.  Nos preguntamos ¿quién tiene interés en formar activistas en las técnicas del golpe suave en un año preelectoral?

En este contexto político, la creación de este tipo de grupos juveniles podría tener dos propósitos. Intentar aglutinar, a través de un relato aparentemente apolítico, a una masa joven en busca de una nueva estética y propicia a los discursos de cambio, para orientar su opinión hacia matrices favorables a un candidato de oposición.

Cabe resaltar que cerca de la mitad de los electores en Ecuador son jóvenes o jóvenes adultos muy permeables a la simbología, los gustos y las prácticas de la juventud. Muchos de los más jóvenes en edad de votar en el 2017, solo habrán conocido al correísmo como forma de política, lo que les hace muy vulnerables a los discursos, promoviendo un cambio político.

La ausencia de una estética nueva y rebelde  asociada a la Revolución Ciudadana podría perjudicar a este proyecto político favoreciendo la captación de las esperanzas y de las pasiones transformadoras de la juventud por un grupo movilizador trabajando, en última instancia, por la oposición ecuatoriana. En un país donde la juventud sigue estando poco interesada por la política(12), los eslóganes promovidos por estos tipos de grupos movilizadores (“Cambio”, “Democracia”, “Libertad”, etc.) suelen encontrar una gran aceptación consensuada en unos jóvenes en busca de nuevos referentes y opuestos al status quo.

La batalla por la conquista del estado emocional y de las pasiones juveniles no se hace desde los argumentos racionales de la política, sino desde las esperanzas, los miedos y los deseos de una juventud en búsqueda de contener su ansiedad sobre su  futuro personal. Las redes sociales se convierten en un territorio político privilegiado en esta lucha por captar la opinión de los jóvenes, como pudimos verlo en las “primaveras” árabes o en el intento de “revolución verde” en Irán.

Buscar desviar el voto joven hacia una opción de la oposición a través de las técnicas de Gene Sharp, es una posibilidad. Tuvo éxito en Venezuela en el año 2007, siendo una de las causas de la derrota en el referéndum propuesto este año por el entonces presidente Hugo Chávez.

El otro propósito, es de crear este grupo movilizador con el objetivo de rechazar el resultado electoral, en el caso de que este no beneficie al candidato de la contrarrevolución. Como sabemos, la mayoría de los golpes suaves exitosos se dieron inmediatamente después de una contienda electoral cuyo resultados fueron cuestionados por la parte perdedora.

En este caso, aprovechándose de un momento donde la legitimidad del nuevo Gobierno está puesta en duda, el grupo movilizador intentará debilitar los pilares del poder para crear una situación de ingobernabilidad (mediática o real) que favorecerá a los viejos partidos de oposición en su intento de asentarse en el Palacio de Carondelet.

Y es aquí donde llegamos a la tercera “coincidencia”. Al final de octubre del 2015, a pocos meses de las marchas desestabilizadoras en contra de los proyectos de leyes de herencia y plusvalía, se creó una alianza compuesta de todos los partidos de la oposición ecuatoriana llamada Acuerdo Nacional por la Transparencia Electoral” (13). Dentro de sus objetivos, los opositores proponen “velar por la transparencia del proceso electoral (…), por el desarrollo del sufragio, conteo de votos y proclamación de resultados” (14).

También abogan por “la implementación de auditorías externas independientes” y por la presencia de observadores de la Unión Europea y de organizaciones civiles independientes. Desde este mismo año, este grupo político empezó a generar acciones de desprestigio contra el Consejo Nacional Electoral (CNE): han atacado las bases legales del CNE (15), se han reunido con el Secretario General de la OEA (Organización de Estados Americanos) para exigir que este organismo multilateral haga presión sobre el CNE (16); lanzaron una campaña contra un supuesto fraude electoral avalado por el organismo rector ecuatoriano (17), y presionaron al CNE con denuncias de todo tipo para crear la matriz de su supuesta parcialización (18).

¿De qué sirve esta ofensiva contra el órgano electoral a pocos meses de las elecciones? ¿Por qué criticar a un árbitro electoral que se mostró imparcial a lo largo de las elecciones en Ecuador? No olvidemos que estos opositores no emitieron crítica alguna cuando el CNE avaló sus victorias en las principales ciudades del país en las pasadas elecciones municipales del año 2013.

La organización Acuerdo Nacional para la Transparencia Electoral está apoyada, en sus requerimientos, por la Corporación Participación Ciudadana. Esta OOG ampliamente financiada por agencias imperiales (19), realiza desde 2002 actividades de observación y conteos electorales. El 22 de julio de 2017, esta organización entregó al CNE una propuesta de convenio de apoyo interinstitucional, para que el rector electoral le otorgase facilidades para desarrollar sus actividades de observación y conteo rápido. En uno de sus boletines, destacan que realizan este conteo a partir de “una proyección de resultados basada en una muestra matemática estadística realizada sobre el Padrón electoral, y los resultados se obtienen a través de la transmisión de las actas oficiales provenientes de las juntas receptoras del voto observadas” (20). Informan también que la organización cuenta con una red de 8.000 ciudadanos para realizar esta actividad.

Cabe precisar que esta estructura es claramente política y se ha pronunciado numerosas veces contra políticas públicas del Gobierno de la Revolución Ciudadana (21). En realidad, esta organización responde a los mismos criterios (financiamiento imperial, centro electoral paralelo, incursión política en contra del Gobierno) que sus pares europeos de Enemo (22), o a organizaciones latinoamericanas como Súmate (Venezuela) o el Grupo Cívico Ética y Transparencia (Nicaragua). Cada una de estas organizaciones acusó a su respectivo ente electoral de haber cometido fraude.

Si la elección ecuatoriana de 2017 será fiscalizada por múltiples mecanismos, ¿quién vigilará el trabajo de Participación Ciudadana o del Acuerdo Nacional por la transparencia electoral? ¿Qué pasaría si, en caso de resultados reñidos, estas organizaciones políticas deciden comunicar en la misma noche de las elecciones resultados antagónicos a las cifras oficiales anunciadas por el CNE?

Política y coincidencias

No faltarán unos “teóricos de la casualidad” para invocar unas coincidencias entre todos esos elementos.Es cierto. Pero como sostuvo Nicolás Maquiavelo, “puede ser verdad que la fortuna sea el árbitro de la mitad de nuestras acciones; pero también es cierto que ella nos deja gobernar la otra” (23).

Sigue sorprendente que estos tres elementos característicos del golpe suave, se manifiesten en Ecuador a medida que nos acercamos a las elecciones presidenciales. Una alta subversión de las ONGs es una condición necesaria, más no suficiente para organizar un golpe de este tipo. Sin embargo, la reunión de todos los elementos necesarios aumenta la probabilidad de su ejecución, y aleja el espectro de las coincidencias políticas.

En todo caso, como seguía Maquiavelo, “así sucede con la fortuna que se manifiesta con todo su poder allí donde no hay virtud preparada para resistirle y dirige sus ímpetus allí donde sabe que no se han hecho diques ni defensas para contenerla”(24). Como nos recuerda el autor de El príncipe, son las acciones políticas las únicas formas de alejar desastres, sean producto de la casualidad, o no.

Anuncios

Acerca de cubaenecuador

Amante de la patria grande de Bolivar y Guevera. Eloy Alfaro y José Martí. Fidel y Rafael Correa
Esta entrada fue publicada en America Latina, Política y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s