Bolivia explicará al mundo su decisión de incrementar los cultivos legales de coca

El ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero, afirmó que su país explicará a la comunidad internacional la decisión de incrementar los cultivos legales de coca de 12.000 a 22.000 hectáreas, para la investigación de usos alternativos de la planta y su procesamiento industrial.

Romero expresó que las autoridades bolivianas tendrán “el espacio para hacer las explicaciones” sobre este anuncio. Se espera que el presidente Evo Morales promulgue la modificación a la ley 1008 en los próximos días, luego que el pasado 24 de febrero el Parlamento aprobara modificar la legislación con ese objetivo.

El acullicu y las infusiones de coca son reconocidos remedios para combatir el mal de altitud. El Gobierno espera continuar la investigación sobre las propiedades de la coca como producto energético y analgésico en ungüentos y otras presentaciones industriales. La cosecha de la planta de coca y su consumo por masticación es reconocida en la Constitución de Bolivia como patrimonio cultural.

En tanto, el presidente Evo Morales anunció la víspera el inicio de una campaña mundial para legitimar el acullico o pijcheo de la milenaria hoja de coca, hoy patrimonio cultural, originario y ancestral del país andino.

Recordó que gracias a la movilización de las organizaciones sociales, el 11 de enero de 2012 Bolivia retornó a la Convención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con la reserva que despenaliza el masticado.

Morales dijo que instruyó al exministro de Relaciones Exteriores David Choquehuanca para iniciar dicha labor en Europa con el objetivo de ganar esa batalla internacional, pues solo 15 de 138 países objetaron la demanda boliviana.

Al referirse a la nueva Ley General de la Coca, el mandatario aseguró que la oposición no tiene moral para cuestionar la normativa y recordó cómo antes de su gobierno, se sancionó el pijcheo.

La Ley de Coca establece hasta 22 mil hectáreas (ha) en dos regiones del país altiplánico (14 mil 300 en la Paz y siete mil en el trópico de Cochabamba) para cultivar la hoja con fines medicinales, los ritos y el masticado.

La nueva iniciativa advierte que la planta en su estado natural no es droga y prevé el control estatal a la cadena de producción, comercialización, transporte, industrialización, exportación y apoyo a los cosechadores.

El antiguo estatuto 1008, vigente en la nación andino-amazónica desde 1988, regulaba la siembra de esta planta, lo cual significaba para los bolivianos la erradicación completa de la coca.

César Cocarico, ministro de Desarrollo Rural y Tierras, señaló recientemente que Bolivia es la nación del continente con menos áreas destinadas a este sector.

En Bolivia la planta es cultivada en dos regiones: en Yungas y en Chapare. Los cocales de Yungas son reconocidos como los tradicionales y abastecen el mercado interno que se comercializa para el masticado o “acullicu” como se conoce en la lengua local.  Mientras que los cocales del Chapare han sido acusados por opositores y medios de desviar su producción para la creación de cocaína y el narcotráfico.

Anuncios

Acerca de cubaenecuador

Amante de la patria grande de Bolivar y Guevera. Eloy Alfaro y José Martí. Fidel y Rafael Correa
Esta entrada fue publicada en Variado y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s