Bases indígenas no se identifican con la derecha. “Ecuador elige”

La proclama de los dirigentes del movimiento indígena en Ecuador para las elecciones del 2 de abril es no apoyar al denominado “continuismo”. Sin embargo, las bases quienes viven en el campo y comunidades, dicen no sentirse representadas por los altos mandos, pues nunca han sido consultadas sobre el tema y anuncian que su respaldo será hacia Lenin Moreno.

Para ellos, los pronunciamientos de cabecillas como Carlos Pérez, presidente de la Ecuarunari; Jorge Herrera, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), o Marlon Santi, coordinador de Pachakútik, brazo político de la Conaie, no representan el sentir del movimiento indígena, sino que responden únicamente a intereses personales.

Segundo Buñay, es dirigente del cantón Alausí, en Chimborazo y asegura que la dirigencia de su partido nunca los toma en cuenta.

Según Carlos Saitán, presidente de la Confederación del Movimiento Indígena de Chimborazo (Comich), lo primero que se debe hacer antes de emitir un respaldo es consultar con las bases, caso contrario, al tomar la decisión de apoyar a la derecha en los próximos comicios, los dirigentes se olvidan que “algún día fueron elegidos por las bases”.

Con ese criterio coincide Hermel Tayupanda, alcalde del cantón Colta. Para él, los dirigentes que tienen espacios en medios de comunicación privados, dan su apoyo a Lasso, porque buscan algún cargo público, en caso de que este llegue al poder.

“Si toda la vida hemos pasado luchando contra Lasso y Nebot y ahora que se vayan a abrazar con ellos es que esos compañeros no tienen ningún principio ideológico, pero son cuatro o cinco compañeros y el resto no. La mayoría de los indígenas sabemos a dónde queremos llevar y hacer un cambio social”, dijo a Andes.

Carlos Saitán, es presidente de la Confederación de Movimientos Indígenas de Chimborazo. Aunque ha tratado de tener acercamientos con la dirigencia nacional esta no se ha dado.

El pasado 22 de febrero, Pérez aseguró que es preferible “un banquero que una dictadura” y ocho días después en una reunión en Quito, el Consejo Político de Pachakútik decidió “no votar por el continuismo” y, aunque no mostraron su respaldo directo a Lasso, algunos dirigentes dicen que esa es su mejor opción.

“No es posible que a estas alturas los compañeros que tanto lucharon por la reivindicación, hoy estén dando un respaldo a la derecha, es lamentable y es fuerte porque eso afectar a todo al movimiento indígena”, señaló por su parte Saitán, quien lleva un año en el cargo.

Contó que cuando llevaba tres meses en el cargo Saitán intentó reunirse con Carlos Pérez, quién le habría negado la cita bajo el argumento de que no lo apoyó cuando él necesitó. Lo mismo le ocurrió cuando quiso entrevistarse con Marlon Santi, después de la convención nacional en la que fue posesionado como coordinador de Pachakútik.

“Me encontré y lo felicité y le pedí que necesito trabajar con él, coordinar con él y su respuesta fue: hay que ver, para consultar contigo, hay que ver, hay que consultar a las bases. Claro, para consultar con Carlos Saitán necesita a las bases, pero para apoyar a la derecha no necesita a la base”, se cuestionó el dirigente.

Agregó que la perspectiva de los dirigentes tiene que cambiar. A su criterio tanto la dirigencia como el gobierno deberían ser “más sociables, más dialogadores, darles oportunidad a las bases”.

“Por ejemplo Chimborazo no es lo mismo que Zamora, son diferentes culturas, entonces cada base tiene su postura y los dirigentes nacionales tienen que entender esa realidad. No puedo yo decirles, esto tienen que hacer”, expresó.

En la provincia de Chimborazo las bases mantienen reuniones permanentes con la dirigencia provincial para conocer las propuestas de campaña de ambos candidatos.

Las bases mantienen diálogos permanentes con los coordinadores

Los dirigentes de las comunidades indígenas mantienen reuniones semanales con Saitán, ahí se da a conocer las necesidades y requerimientos  de cada grupo. En los dos últimos meses los encuentros han sido para socializar las propuestas de cada uno de los candidatos a la Presidencia de Ecuador.

Según Tayupanda, el trabajo de los dirigentes es “indicar las dos caras de la moneda” y  ya los indígenas en las urnas tomarán sus propias decisiones en las urnas, pero una vez que tengan las propuestas claras.

Segundo Buñay es un indígena de 50 años, es coordinador cantonal de Pachakútik en Alausí (Chimborazo) y asegura que la dirigencia nacional nunca los ha tomado en cuenta antes de dar un pronunciamiento, sino que en los últimos años solo han recibido maltratos de su parte.

“En Chimborazo no nos han consultado, pero nosotros somos libres y tendremos que decidir y con nuestras bases acordamos apoyar a Lenin Moreno”, manifestó el dirigente y agregó que esa decisión se tomó en una reunión con los representantes de las organizaciones de base.

Para Miguel Paucar, habitante de la comunidad indígena de Columbo Grande, en Colta, los dirigentes que apoyan la candidatura de Lasso “son los mismos de siempre” que se aferran al poder.

“Ahí está el Carlos Pérez, el Salvador Quishpe, la Lourdes Tibán, mucha gente que son los mismos de siempre que se aferran y ahora hasta quieren irse a la derecha. Sabemos históricamente que Guillermo Lasso hasta fue responsable de que perdiera su plata y por eso no deberían apoyarle”, dijo Paucar a Andes.

En el cantón Alausí, la dirigencia decidió apoyar a Lenin Moreno para que exista un continuismo en el actual proceso político.

Los indígenas y su lucha histórica contra la derecha

La década de 1990 se inauguró con los levantamientos indígenas. El de 1990, por ejemplo, posicionó al sector indígena como un actor social. Ese año, entre mayo y junio, los indígenas se movilizaron desde  diferentes provincias y llegaron hasta Quito para tomarse la iglesia de Santo Domingo.

Su principal reclamo al gobierno de Rodrigo Borja era el acceso a la tierra, un cambio en el modelo agrario y la educación intercultural bilingüe, entre otros. Desde ahí se volvieron protagonistas de derrocamiento de gobiernos como el de Abdalá Bucaram, en 1997 y después el de Jamil Mahuad, en el 2000, tras la dolarización en el país.

En las ocasiones en que los indígenas se han movilizado han recibido apoyo de varios sectores sociales, como trabajadores, estudiantes, transportistas, entre otros, que no incluían a los sectores de derecha o medios de comunicación privados.

Por ello, sorprende la decisión de los dirigentes indígenas en Ecuador de apoyar a Lasso. Según Humberto Cholango, expresidente de la Conaie, esa postura es un insulto a los ecuatorianos pues el movimiento indígena siempre ha luchado contra la derecha.

“Nosotros no estamos de acuerdo, no vamos a esatr jamás de brazos con un banquero de la burguesía y de lo peor de la burguesía como es Lasso (…) eso es un insulto a los ecuatorianos y nosotros hemos combatido a la derecha que siempre ha oprimido a los indígenas y a todos los dirigentes”, dijo Cholango en una entrevista con el portal web Ecuadorinmediato.

Anuncios

Acerca de cubaenecuador

Amante de la patria grande de Bolivar y Guevera. Eloy Alfaro y José Martí. Fidel y Rafael Correa
Esta entrada fue publicada en America Latina, Derechos Humanos, Política y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s